Inicio arrow Articulos sobre... arrow Varios
Varios E-Mail


Marzo 3, 2012
lapagina.com.sv
Otto Morán

 

Willie Maldonado, productor musical, locutor radial y presentador televisivo asegura que en El Salvador  hay "mentes brillantes" que pueden hacer de la producción radial "un nuevo boom".

Cuando en 1926 nació la primer radio salvadoreña -Radio Nacional El Salvador- surgieron varias "mentes brillantes"a las que se refiere Willie Maldonado.   

Años después, el auge que la radio tiene ya no es el mismo; el surgimiento de la televisión, primero y luego el internet le restaron poder de audiencia, según Maldonado.

Sin embargo, los avances tecnológicos le dan un ingrediente singular a la radio desde la perspectiva del comunicador de origen guatemalteco. "La producción siempre tendrá la posibilidad de ser buena, la tecnología puede ser una ayuda pero también un estorbo; yo se que siempre habrá un brillante o un grupo de ellos que romperán esquemas en busca de la excelencia", afirmó.

"Mientras el hombre tenga ese don de Dios que es la inteligencia y la capacidad creativa, siempre vamos a tener sino abundantes, por lo menos unos cuantos brillantes a través de la historia", concluyó.

Maldonado fue uno de los comunicadores galardonados el Jueves 1 de Marzo con un reconocimiento por su trabajo tras los micrófonos por parte de la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia.

Entre los reconocimientos obtenidos por Willie Maldonado destacan  el Premio "Nuestras Estrellas" a la Trayectoria, Micrófono de Oro, otorgado por la Cámara de Locutores Profesionales de Guatemala, y el International Award -Categoría Arte y entretenimiento-, otorgado por Community Impacting Business Network.


Noviembre 20. 2011
La Prensa Gráfica

 

El exconductor de “Otro rollo” Adal Ramones comentó en un video a manera de testimonio cómo fue que reconoció que necesitaba a Dios en su corazón, debido a que se sentía vacío y que necesitaba valorar a sus hijos Paola y Diego, y a su esposa, Gaby.

El conductor relató la historia que vivió en Costa Rica, justo en la boda de uno de sus amigos, donde tuvo el acercamiento con su pastor, quien lo llevó a aceptar a Dios, y ahora se declara cristiano evangélico.

Ramones añadió que la fama y las posesiones no lo satisfacían del todo, a pesar de que hace lo que más le gusta. Incluso señala que sentía un vacío enorme porque no podía amarse a sí mismo ni a su pareja.

Pero Adal comenta que justificaba sus fallas pensando que “era el menos peor”, que había gente con más errores, y dice “haber pecado pero no tanto”. En el video se le ve todo el tiempo tomado de la mano a su esposa, ambos en el comedor de su casa y explicando cómo es que su vida se transformó.

Finalmente Adal reveló que tras su experiencia le hizo la invitación de convertirse al cristianismo a su amigo Yordi y a su esposa, Rebeca.

 


Noviembre 5, 2011
Diandra Mejía
elsalvador.com

 

Música, baile y fervor patrio se vivieron anoche en el Festival Bicentenario "Un Grito de Libertad" realizado en la fachada del Palacio Nacional.

El festival inició a las 7:00 de la noche con el cantante Víctor Manuel que interpretó San Miguel en Carnaval.

Esta actividad fue organizada por Telecorporación Salvadoreña (TCS) y contó con la participación de los artistas Andrea Cardenal, Ástor Torres, Gerardo Parker, José Canjura, la orquesta de Kiko Arteaga, Marinella Arrué, el ballet de Mauricio Bonilla y Víctor Emmanuelle.

Daniel Rucks se encargó de dirigir la velada y animar al público que abarrotó las calles del Centro Histórico.

"Un Canto de Libertad" fue interpretada por todos los artistas invitados, quienes son catalogados como "las voces del bicentenario." La melodía fue escrita por el cantante y compositor Álex Oviedo.

Cada artista invitado cantó temas alusivo al Bicentenario y a El Salvador. El Ballet de Mauricio Bonilla tuvo su presentación con cuatro piezas de danza precolombina y música española que resumían la evolución del baile en estos 200 años.

"Estoy emocionado y agradecido por haberme tomado en cuenta", puntualizó.

El cantante Víctor Emmanuelle fue acompañado por la orquesta de Kiko Artega.

"Estoy sumamente agradecido de formar parte de un tema para la historia ,y por esta experiencia", comentó.

El Festival Bicentenario cerró con broche de oro con la participación de Álvaro Torres quien interpretó Patria Querida.

  
Junio 15, 2011
Jhoel Díaz
elsalvador.com

 

A solo unos días para entregar su corona de Nuestra Belleza Mundo El Salvador, la joven Gabriela Molina Rochac se muestra emocionada y muy satisfecha de su trabajo con la organización Un Techo para Mi País, a la que conoció gracias a su participación en el concurso.

"No me esperaba que Miss Mundo me trajera a lo que estoy haciendo ahora. Me ha cambiado el curso de mi vida", expresó la joven, por el certamen cuyo enfoque es la belleza con propósito, es decir, que las concursantes deben contribuir a una causa social.

A inicios de año, Gaby fue nombrada Jefe de Colecta 2011 de Un Techo para Mi País, institución que construye casas a familias de escasos recursos.

La reina de belleza y sus colegas han organizado la campaña que llegará a las calles de San Salvador, Santa Ana y San Miguel los próximos 28 y 29 de julio, con más de 2 mil 500 voluntarios que harán conciencia sobre la situación que viven miles de salvadoreños, y buscarán fondos para seguir con su labores altruista.

"Se trata de buscar una nueva estrategia, los ánimos, de demostrar a la gente la emoción y la pasión que tenemos todos los jóvenes por ayudar al país", manifestó la joven estudiante de Psicología que mañana cumple 23 años, a la espera de entregar su reinado.

Como figura pública de El Salvador, Molina también se unió el mes pasado, como imagen de dos spots, a la campaña latinoamericana País Precaria. Esta iniciativa hace conciencia sobre la pobreza que afecta a todo el continente, y hace partícipes a distintas personalidades públicas, como la ex presidenta chilena Michelle Bachelet y la escritora peruana Isabel Allende.

Después de su periodo como belleza nacional y de conocer a su sustituta en Miss Mundo 2011, Gabriela Molina concluyó que planea continuar trabajando con Un Techo para Mi País y sus objetivos.

 
Mayo 31, 2011
Elis Silva
El Diario de Hoy

 

El nombre Antonio Lemus Simún es reconocido en el mundo del teatro, la televisión y la publicidad; su trabajoso y exitoso recorrido profesional le ha convertido en una figura muy querida en el país. Durante esta entrevista, el actor revela algunos detalles que forjaron su largo camino.

¿Cómo inició su interés por la actuación?

Por razones que solamente Dios lo puede saber. Mi primera actuación surgió sin que nadie me lo indujera cuando estaba en kínder. La profesora decidió que actuara en el sainete 'Miguel Enríquez y su comparsa'. Éramos cuatro alumnos, lo interesante es que me salí del libreto por iniciativa propia e improvisé.

¿Qué le dio por improvisar?

No tengo una respuesta, creo que fue algo como una especie de visión o un mandato de alguien poderoso que me dijo 'mirá, Toño, actuá, tienes que actuar, sal de donde estás, de ese libreto y demuestra que puedes'... tenía una iniciativa natural.

¿Su familia se percató en ese momento de su talento?

Por su puesto, me estimulaban, especialmente mi madrecita, siempre estuvo pendiente. Precisamente ella fue la que después de hacer el papel de Santa Claus en vacaciones en el almacén El Faro... vio un anuncio en el diario que decía '¿Quieres ser artista de cine? Participa en el gran concurso centroamericano para filmar una película en Guatemala en coproducción con México'. Mi mamá me dijo 'ha salido esto, por qué no vas y te presentás'.

¿Cuál fue el resultado?

Me inscribí, envié las fotografías... me citaron, clasifiqué... finalmente el que ganó este concurso fue este servidor, como galán para ir a filmar la película "Cuando vuelvas a mí". Ese fue el trampolín para dedicarme al teatro... estaba en el quinto curso y dejé de estudiar en 1953.

¿Cuándo se convirtió la actuación en algo serio?

Desde el momento en que gané el concurso y me dediqué a ello. Me olvidé del estudio y la universidad, de todo lo demás.

¿Se abrieron puertas?

Antes de ir a filmar me llamó la YSEB, en donde se transmitían 32 radionovelas diarias, en vivo, como "El derecho de nacer" y "El vengador errante"... me integré al grupo, que era un vivero de artistas jóvenes... como Rosa América Herrera, Silvia Granados, Roberto Miranda, Fausto Carbonero... mi director era Emilio Díaz, quien me dijo 'tú eres un diamante en bruto, pero si no te disciplinas, te vas a quedar así, en bruto'.

¿Qué ocurrió después de "Cuando vuelvas a mí"?

Cuando estaba en radionovelas me voy a filmar la película haciendo el papel de galán joven... en Guatemala. A mi regreso me vuelven a contratar en la YSEB y me llaman de la Dirección General de Bellas Artes para trabajar en el departamento de actores... bajo la dirección del gran actor y director español don Edmundo Barbero... me dijeron que él necesitaba un joven en el desarrollo de las obras de teatro universal... desde que me vio dijo 'hecho, tú eres el que tiene que trabajar acá en el teatro'... así me desarrollo en Bellas Artes.

¿Se podía vivir de la profesión de actor?

En el aspecto económico... en esa época, los 50 y 60, con el dinero que existía de las radionovelas los artistas sí podían vivir. Un artista fácilmente podía ganar salarios entre los 800, 1,200, 2,000, hasta 2,500 colones... era una cantidad enorme de plata... teníamos un salario de 200 colones y 2.50 de colón por cada actuación que superara las 120 actuaciones... más lo que se ganaba en Bellas Artes, tenía un salario de 200... se vivía en esos momentos de la carrera teatral y radial, desde el punto de vista actoral.

¿Entre sus experiencias laborales, hay alguna en especial que aprecia?

Momento inolvidable es cuando gané el Talía como actor (de teatro y televisión) y animador (de televisión) más destacado de 1960... soy el único que ganó por primera vez dos trofeos. También haber filmado mi primera película, me siento satisfecho de ello.

¿Cómo nació el interés por la publicidad?

No fue tan repentino, porque mientras estaba en el teatro y trabajando para televisión... logre hacer mis propios programas, eso significó comunicarme con los clientes, visitarlos, llegar a las pocas agencias que existían en ese momento; eso me permitió convertirme en un "ejecutivo de cuentas". Además de eso, era el creativo, porque tenía que ingeniármelas en cómo hacer el concurso, todo lo hacía yo... eso me abrió las puertas con las agencias y con la clientela que visitaba directamente. Es así que me convertí en productor de televisión y comenzaron a llamarme agencias para que les trabajara, una fue Publicidad Comercial... empecé como director del departamento de radio y televisión y terminé como presidente. Estuve 14 años ahí.

¿Tiene hijos?

Claro que sí.

¿Alguno le salió actor?

Preferí que se quedaran más en la publicidad porque ellos son ahora los que están manejando las empresas. Que a mí me dejen en la actuación.

¿Qué le dicen cuando van a ver sus obras?

Se ponen felices, contentos... hay mucha comunicación, somos una familia tranquila, sin pretensiones de nada, una familia feliz.

¿Lleva la comedia hasta su propia casa?

Creo que el humor es parte de la vida, y yo he tenido cargos desde presidente de Publicidad Comercial, presidente de la ASAP (Asociación de Agencias de Publicidad), presidente del Consejo Nacional de Publicidad... y cualquiera dice 'Toño, como es alocado, no va manejar bien esto'... para mí la responsabilidad es una cosa y el humor es otra, pero qué lindo es trabajar con un poquito de humor... el sonreír no quiere decir que no eres serio... el humor te alegra.

¿Hay personas que no lo han tomado en serio?

Sí. Mucha gente ha pensado: 'este va a hacer una chabacanada en sus funciones'... y yo he tenido cargos con mucha responsabilidad... la disciplina la uso en todo, en mi propia persona. Eso es lo más importante... el hecho de tener pasión por lo que estás haciendo, qué cosa tan linda.

¿Cómo ve el futuro del teatro en El Salvador?

Hay futuro, siempre y cuando -soy insistente en eso-, seamos responsables, y cuando digo esto es porque hay que reconocer las debilidades y virtudes.


Mayo 31, 2011
Hasmed Sermeño
El Diario de Hoy

 

"La vida es de ciclos y eso yo lo he comprobado... sentí que mi ciclo como conductora de 'Mujer a Mujer' había terminado". Esas fueron las palabras que la conductora Lichi Rusconi expresó para explicar el porqué de su decisión de dejar el programa de televisión. Asimismo agregó que la determinación de presentar su renuncia al canal 33 fue muy pensada.

"No fue una decisión que tomé de la anoche a la mañana, sino que fue un trabajo que me tomó varios meses, hasta que decidí cerrar este ciclo", explicó Rusconi.

Y es que luego de permanecer al aire durante 11 exitoso años con su programa "De mujer a mujer" la conductora decidió poner una pausa a su carrera dentro de la TV, desmintiendo así los rumores que aseguraban que había recibido una propuesta para trabajar con otra televisora del país.

Rusconi, quien fue pionera al conducir un programa cuyo formato estaba dedicado netamente a la mujer, dijo que se sentía satisfecha de la labor que realizó junto a su producción.

"Fue el primer programa dedicado a la mujer (yo creo que es el único que hay). Estoy feliz, contenta y totalmente satisfecha de que en estos 11 años se hizo mucho por la mujer... fue el resultado de trabajar como equipo y yo sé que se va a seguir haciendo", expresó la conductora y agregó que este fue un proceso del cual aprendió junto a su público, así como de la mano de los especialistas que colaboraban en el programa.

Como toda mujer profesional, Rusconi demostró serenidad en todo momento, sin embargo, sus hermoso ojos azules no podían ocultar la melancolía.

"Es lógico que me sienta triste, pero hay que darle oportunidad a otra gente... el programa continuará y yo me retiro esperando que algo diferente pueda venir", concluyó la conductora.

En cuanto a sus planes a futuro aseguró que se dedicará a disfrutar de su entorno.

"¡Hay tantas cosas!... me dedicaré a la cocina, a la jardinería a hacer de abuela, de mamá de esposa", comentó entre risas, quien también aseguró que su rol de mujer profesional no le impidió en ningún momento dedicarle tiempo a su familia, pero en su condición actual tendrá más tiempo para compartir con ellos.

No se puede poner en tela de juicio que prácticamente ella hizo del programa lo que es hoy por hoy, tampoco se puede discutir que está feliz por su merecido retiro, tomando en cuenta que posee más de 20 años de trayectoria dentro de los medios de comunicación. Puede resultar increíble que la abandone definitivamente, prueba de ello es que la carismática presentadora dejó entrever que existe una posibilidad de que en un futuro retomara las riendas de su carrera profesional.

"Ilusiones uno tiene que tener toda la vida y sueños también y porque no decirlo pueda que en mis sueños e ilusiones esté continuar ayudándole a la mujer salvadoreña, y no solo a ella tal vez me veo ayudándole no solo al núcleo familiar en todo lo que se pueda", argumentó.

Y es que la conductora no cierra la puerta a nuevos proyectos profesionales

"Soy una mujer de fe, yo digo que si es para mí, vendrá y sino me dedicaré a otra cosa", explicó.

Como parte de su programa final, Rusconi recibió de manos de Nacho Castillo, director del canal 33 una placa de reconocimiento por su excelente desempeño y labor durante los 11 años que estuvo a cargo de la conducción en el programa.

 

 

 
Abril 30, 2011
Clary Castro
La Prensa Gráfica

 

Después de más de 11 años, Daniel Rucks vuelve a ser el rostro de los domingos con un nuevo programa. “Trato hecho” iniciará este domingo a las 8 p. m.

Fama Plus conversó con Rucks, y el conductor de “Viva la mañana” habló sobre su trabajo en este nuevo reto televisivo.

“‘Trato hecho’ es una franquicia respetable, muy importante. Se emite en más de 140 países en el mundo y El Salvador es el primer país de Centroamérica y el tercero de Latinoamérica que comienza a emitirlo”, explicó. El conductor también aseguró: “Este posee un formato interesante que tiene la oportunidad de ponerse al alcance de los salvadoreños”, lo que para él y la gente de producción es uno de los aspectos más importantes.

“Trato hecho” exige un nivel de producción y trabajo técnico que se está realizando al 100% en Telecorporación Salvadoreña. “Es un programa que cuenta con mucha calidad. Hay cámaras en 360°, es una cosa impresionante”, manifestó.

Las grabaciones de este nuevo proyecto se realizarán en el foro 4, el mismo en donde también se graba “Quién quiere ser millonario”.

Al consultarle a Daniel sobre la forma en la que funcionará el programa, según temporadas, el conductor aseguró que este programa no trabajará de la misma manera que el conducido por Willie Maldonado. “Este se transmitirá todos los domingos, sin parar. Hasta que me echen”, aseguró entre risas.

¿Cómo participar?

Todos los interesados pueden bajar el formulario en PDF que pueden encontrar en la página web esmitv.com, o pueden dirigirse a las instalaciones de Telecorporación Salvadoreña (TCS) para pedir el mismo; luego, deben grabarse en un video en donde expliquen o comenten qué harían si ganaran los $50,000.

Al tener todo, el formulario lleno y el video listo, estos se entregan en TCS, y al finalizar la semana la gente de castin revisa el contenido y se escoge a un participante por programa.

El concursante podrá estar acompañado de tres personas, estos pueden ser familiares o amigos quienes juegan una parte importante de apoyo y consejo en el desarrollo del mismo.

 
Marzo 26, 2011
Clary Castro
La Prensa Gráfica

 

 Durante la semana se intensificó el rumor de la salida de Verónica Guerrero del programa “Domingo para To2” (DPT2). Fuentes de Telecorporación Salvadoreña afirmaban que la salida de la conductora era inminente. Al intentar contactarla, por primera vez ella se limitó a declarar que sobre el tema no podía hablar ni dar declaraciones oficiales.

“Por el momento no puedo decirte nada”, era lo único que declaraba Verónica, quien durante 20 años ha sido uno de los rostros femeninos más importantes en en programa dominical. Lo que sí afirmó es que muchos de estos comentarios podían deberse a que la gente que la rodea la ha visto muy entusiasmada con su faceta de diseñadora de modas.

En reiteradas ocasiones, en la misma semana, Fama Plus conversó con ella, en espera de la noticia. El sí o el no que decidiría el futuro de Guerrero en la que ella llama su casa televisiva. Ayer por la mañana, la noticia ya era oficial. Verónica se despide mañana de su público, de DPT2 y de TCS. “Gracias a Dios me voy por la puerta grande, por la puerta que entré”, confirmó la conductora, quien decidió hablar con LA PRENSA GRÁFICA para revelar sus razones.

Fuentes internas de Telecorporación Salvadoreña aseguran que te vas del canal, que este domingo será tu despedida de DPT2, ¿es así?

Sí, efectivamente, es así. La decisión no ha sido fácil, es ya bastante tiempo y todos muy lindos recuerdos.

¿Cuáles son las razones por las que has decidido retirarte, después de 20 años en DPT2?

Pues han sido varias cosas. Yo ya tengo otros proyectos en el mundo del diseño y la moda. Además, cuando ya estás casada y tenés una familia no es lo mismo dejarlos a todos por tener que trabajar los domingos. Cuando me casé empecé a visualizar la idea de retirarme, pero luego, en pláticas con mi esposo, decidimos posponerlo. Pero ya pasaron dos años, así que hoy sí. Y más que todo, lo que me llevó a tomar la decisión definitiva es el diseño, a lo que me quiero dedicar de lleno ahorita.

En algún momento se llegó a decir que tu imagen se estaba quedando atrás en comparación a la de otras conductoras de TCS...

Eso es algo que nunca me ha preocupado. Si una sobresale más que otra es porque la empresa les da más espacio, y si a otros no nos hacen propuestas, pues igual, la empresa sabe por qué y la empresa sabe cómo manejar su gente y en qué lugar las pone según la conveniencia del programa que viene y la aceptación del público. Si a mí nunca me han movido de “Domingo para To2”, pues es porque les gustaba mi trabajo ahí, estaban satisfechos con lo que hacía y porque mi imagen vendía.
¿En estos últimos años en “Domingo para To2”, buscaste tener otros proyectos televisivos dentro del canal?

Sí, siempre se manejan algunas pláticas, nada formal, nada de concluir. Sí lo expresaba de alguna manera, pero nunca como algo serio. Eran como ideas que yo tiraba y estaba disponible a cualquier otro proyecto que se presentara. Y ahora decido retirarme por lo que te comentaba, y ya es una decisión personal. A veces los medios ven a una persona nada más. Pero yo siempre he estado en el negocio de la ropa. He estado haciendo otros proyectos, como la radio. Pero si ustedes (los medios) no investigan o no le dan la oportunidad a uno, porque me ha tocado que yo llamo y digo “miren, tengo esta noticia” y no te hacen caso.
¿Hay alguna propuesta de televisión en este momento?

Siempre, en algún momento, no te podría decir ni quién ni cuándo, pero ya he tenido ofertas. Ya se ha hablado en el pasado, pero no es el caso ahorita. Pero si estoy afuera ya, claro que estoy abierta a cualquier propuesta.

¿Estás abierta a formar parte de otra televisisora?

Pues sí, la verdad es que nadie puede descartar eso. Siempre y cuando se te dé el lugar de lo que tú has cosechado hasta hoy. A mí me encantaría que fuera TCS, porque siempre ha sido mi casa.

Te vas con las puertas abiertas...

Claro que sí. He platicado con mis jefes desde hace meses y ellos me han dado el chance de que yo tome la decisión. Y me voy por la puerta que entré, por la puerta grande. Nunca tuve ninguna diferencia en el canal.

¿Cuáles serían los momentos que recordarías con cariño?

El que más voy a recordar es este último programa. En 20 años no podría decirte un momento específico. La cercanía con la gente, personas que han sido fieles al proyecto y a mi persona. Como lo dije una vez, yo no tengo ni un solo reconocimiento físico. Ni trofeos, ni placas de la mejor presentadora, ni por el récord que he tenido de estar en la televisión. Y, sin embargo, el único que puede caber en mi corazón es el cariño del público. Eso es lo que me llena y me hace seguir adelante.

Recordar eso que mencionas de los “reconocimientos físicos”, ¿es algo que se dice con dolor...?

¡No! Porque a veces yo digo, ¿estas cosas quién las decide? ¿El público? Yo creo que al público no le preguntan, y si el público viene y me habla director a los ojos, eso es lo sincero. Es lo que tiene más crédito. Así te das cuenta de que sí has hecho algo. Y así me invitan a darle charlas a otros jóvenes que quieren trabajar en la televisión, y dicen que me admiran y que quieren ser como yo.

¿Crees que tu casa televisiva te quedó a deber?

Pues no sé si me quedó a deber o qué. No sé cómo ellos manejan a los talentos según la conveniencia de la empresa. Porque así debe ser, es un negocio. Y a veces uno puede no entender. Pero yo no estoy en ningún momento pidiéndole nada a la empresa. La empresa me dio lo que me tenía que dar. Con solo abrirme las puertas en el programa fue bastante.

¿Cuál es el mensaje que te queda para tu público, después de estos 20 años de trayectoria, ahora que te vas?

Primero, el agradecimiento. Quiero que sepan que estoy agradecida por todo el cariño que me han dado. Estoy feliz por sus palabras, gestos, respeto. Mi mensaje es para los jóvenes. Me doy cuenta de que están ansiosos por tener su espacio y expresarse. Pero deben saber que al tener un micrófono en la mano no pueden ser irresponsables, deben prepararse.



Septiembre 3, 2010
Ana Lilian Flores/Carmina Castro
El Diario de Hoy


Hoy, después de cinco años de formar parte de la revista matutina de Telecorporación Salvadoreña, "Viva la mañana", María Elisa Parker dijo adiós al programa pero no al canal televisivo.

Parker, quien hasta la fecha fue una de las conductoras pioneras del segmento, se retiró debido a que tomará su nuevo cargo en el programa de acontecimientos "El Noticiero", de canal 6, de la emisión de la 1:30 de la tarde.

"Voy a liderar mi espacio noticioso. Voy a ejercer el cargo de jefe de emisión de El Noticiero", comentó la dinámica conductora del segmento que se transmite de lunes a viernes, a partir de las 8 de la mañana por canales 2 y 4.

Sin la chica, la lista de presentadores queda compuesta por Daniel Rucks, Luciana Sandoval, Francisco "El Chele" González y Roberto Acosta.

Entre lágrimas, su ahora ex compañera Sandoval, al igual que el resto de conductores de la revista de televisión, dio la despedida a Parker.

Agosto 4, 2010

Elis Silva
El Diario de Hoy

 

       El veterano Sergio Gallardo se consolidó como "entertainer" dentro de los medios de comunicación salvadoreños. Tras varios años y una larga trayectoria a cuestas, ahora tiene muchas experiencias que compartir con el público, algunas de estas las relató a El Diario de Hoy.

¿En dónde creció?

Crecí por todos lados. Mi adolescencia la pase en Perú, allá trabajaba mi papá con la Organización Mundial de la Salud, la OMS, después me fui a los EE. UU. y vine a caer aquí cuando estaba cipote.

¿Cómo fue su adolescencia?

Fue precioso, porque tuve la oportunidad de vivir por un pueblo a las orillas del Amazonas. Con un montón de muchachos semisalvajes nos íbamos de arriba para abajo a cazar pajaritos con hondas y a bailar chulones por un montón de lagunas... agarrábamos boas pequeñas y las vendíamos a los serpentarios.

¿Recuerda su primer amor?

Sí, porque el primer amor es de aquellas cosas tan lindas, tan platónicas... era una vecina. Me le declaré en una Navidad en Guatemala, se llamaba Anabella, se hizo cantante y creo que vive en Panajachel, se hizo hippie.

¿Alguna anécdota que vivió durante la guerra?

Venía de hacer unas entrevistas y resulta que no podía pasar a mi casa porque se había desatado la ofensiva final… me quedé aislado, no podía pasar a mi casa... al fin dijeron 'ya pasó el relajo' y me metí a mi casa, sólo para no salir porque después empezaron los balazos… al final salí hasta que la gente se fue al caraj...

¿Día periodístico inolvidable?

Ha habido muchos… cuando el Papa llegó a Guatemala. Con anticipación empezaron a dar las asignaciones, la mía era cubrir al Papa en el Palacio Arzobispal, eso significaba que yo iba a estar cerca del Papa… como no había quién editara en esos días, dije que yo podía editar. El día que iba llegar el Papa dicen 'fulano se va a ir al Palacio Arzobispal' y yo frustrado. Me dijeron que era más útil ahí, pero al final lo logré ver, fue un momento mágico.

¿Pensó que alguna vez su colega Mauricio Funes sería presidente de El Salvador?

No, nunca, jamás. Recuerdo que lo divertido fue que Mauricio estaba en el 12 y su jefe era Nacho Castillo, hubo ahí un roce. Un buen día, llego yo al canal y había un piquete de gente que no dejaba pasar a la mara. Nacho y sus secuaces estaban allí, porque se habían ido a la huelga... teníamos un noticiero y después la entrevista "Al día", la tenía Chamba Castellanos, pero como era de los que estaba con Nacho se fue… como Nacho se puso caprichoso, el que volvió para hacer la entrevista "Al día" fue Mauricio y volvió con título de jefe de prensa y se quedó.

¿Cuándo vio que iba para presidente qué pensó?

Como ya había tenido el trauma de Tony Saca (otro colega)... cuando empezó Mauricio me acuerdo que en las encuestas salía con cosas como el más popular. 'Ya viene este también', dije, así que no fue tanta la sorpresa… Cuando se iba a retirar Tony, le dije: 'invitame a la toma de posesión'. Para mí fue histórico, dos ex compañeros míos estaban ahí. Entonces llamó a su "chaneque" y le dijo: 'conseguile a Sergio una entrada, porque va ir a ver a Mauricio, pero me va ir a aplaudir a mí'.

¿A qué se dedicaría si no estuviera en los medios?

Sería guitarrista de una banda de rock and roll, de los Rolling Stones, porque es geriátrico.

¿Uno de los momentos más difíciles de su vida personal?

Nunca he tenido esos momentos, tal vez porque por más difícil que sea, siempre hay una mano amiga que te hace porras, le da a uno cachetaditas en los cachetes -valga la redundancia-, una palmadita en la espalda y sale adelante.

¿Qué pasó con su bigote?

Lo que pasó fue que con el tiempo se empezó a poner muy blanco y se miraba feo. No soy de esos de estar pintándose el bigote... si me lo hubiera dejado, se me hubiera puesto morado.

En el Mundial no apoyó a Argentina. ¿Por qué?

Cuando dijeron que para el mundial Maradona iba de entrenador dije: 'no, si ese estaría bueno para que fuera el presidente del INDES de Venezuela con Chávez...

 

Julio 4, 2010
Paola Miranda
El Diario de Hoy

 

Ser una luz en medio de la oscuridad, llevar esperanza a donde se han perdido las ganas de vivir, ofrecer un plato de comida al hambriento o calzar al descalzo no son solo pasajes de la Biblia recopilados en un libro para dar a conocer a la humanidad el verdadero significado del amor, sino que en El Salvador son acciones que día a día, entidades, organizaciones y personas desinteresadas realizan, sin importar la hora, en la búsqueda por brindar mejor calidad de vida a quienes más lo necesitan.

Y estas obras que cambian vidas han salido del anonimato, para que el mundo las conozca gracias al espacio televisivo Cosas Buenas de Fundación TCS, un programa que desde hace dos años transmite a diario el trabajo y compromiso que miles en el país tienen para con los que sufren en silencio, en medio de la enfermedad, la soledad o el desempleo.

"Nosotros somos el vehículo para dar a conocer las cosas buenas que hacen los salvadoreños, personas que quieren hacer un El Salvador mejor", explica la directora ejecutiva de la Fundación TCS, doña Ana María Eserski de Gadala María.

"Nuestra misión es dar a conocer a los salvadoreños que existen cosas buenas que crean esperanza. Y nuestra visión es que más salvadoreños quieran imitar, no solo conocer, sino que quieran hacer cosas buenas", añade.

Es por esa razón que la fundación y el equipo de trabajo, que hace posible la realización del micro espacio, han visitado diferentes lugares del país, desde Santa Ana, pasando por La Libertad, San Salvador y La Paz, hasta La Unión, para recopilar imágenes y testimonios de quienes con total desinterés practican la generosidad y caridad con los que más lo necesitan.

Ahora, al cumplir su segundo aniversario y hacer el recuento de los logros obtenidos en estos años, al escuchar a los beneficiarios sus creadores aseguran que la misión se está cumpliendo.

"Después de aparecer en Cosas Buenas mucha gente empezó a acercarse, pues querían aprender y conocer más sobre nosotros. Adultos, jóvenes y padres quisieron integrarse a un taller, lo cual hizo que creciéramos en un 20%. Además se incrementó en un 15% la colaboración de voluntarios", asegura Zoila Funes, del Centro Alcance por mi barrio, Lourdes.

"Hemos tenido resultados positivos después del programa. Obtuvimos más llamadas de voluntarios y de madres interesadas en conocer más sobre la labor que realizamos. Definitivamente es importante que exista un espacio como este, porque muchas personas te ven y podes conseguir de esta manera más benefactores", añade Rocío Rivera, de Fundación Vínculo de Amor.

En pantalla

Desde 2008, cada semana TCS transmite un microprograma dedicado a una organización, en el que se muestran su entrega y su labor.

La cápsula televisiva, con duración aproximada de tres minutos, es presentada alrededor de 60 veces por semana.

Lograr comunicar a todo el país el lado positivo de las cosas ha sido un reto, según la directora ejecutiva de la Fundación, pues asegura que actualmente los medios de comunicación están saturados de malas noticias, por lo que es necesario un espacio que transmita esperanza y solidaridad.

"Uno tiene que aprender a dar lo que tiene, y en el caso de los medios lo que nos corresponde es difundir. Así como se difunden las malas noticias, tenemos por día la obligación de transmitir el mensaje más importante de la humanidad: la bondad del hombre", destaca doña Ana María.

De cara al futuro, Fundación TCS irá ampliando sus ejes de trabajo, por lo que en breve lanzará una campaña de valores. "Queremos dar a conocer que los valores están allí, que no se han perdido. Que la gente es buena por naturaleza. Queremos llevar esperanza en medio de la desesperanza".

 
Mayo 3, 2010
Jhoel Díaz
El Diario de Hoy


"Vos sos, vos sos", "Nuay tales" y "Ajúa" son gritos de batalla que se escucharon en los hogares salvadoreños desde los años 60, en boca de un jocoso campesino que llegó a la ciudad, llamado Rogaciano Chilango.

A sus 70 años, el comediante y empresario salvadoreño Saúl Avelar puede acreditarse 50 años de carrera en los medios de comunicación, lugar que sólo le aseguró el inolvidable Chilango, personaje que divirtió a grandes y chicos en radio y TV.

Gran admirador del cómico Carlos Álvarez "Aniceto Porsisoca", Avelar decidió hacer carrera en la misma área, sin imaginar que llegaría a ser escuchado en todo el país. "El mensaje que siempre mandé era para el campo. A Aniceto siempre lo admiré, capté algo y así presenté Ignacio Tepuja (su primer personaje)", recordó el humorista.

Y es que luego de hacer sus primeras prácticas en la escuela de teatro del Teatro Nacional y en la radio YSKL, allá en 1960, "el Chabal" se fue a Honduras a estudiar Magisterio (Educación), y aprovechó para hacer radio en HROE, en la franja "Amanecer en el ranchito de la frontera".

Así surgió Tepuja, pero se tuvo que cambiar el nombre cuando apareció un cómico mexicano llamado igual. "Yo tenía el mapa de El Salvador y empecé a buscar el nombre de un pueblito para ponerme ese nombre, entonces encontré Chilanga, en Morazán. Y mi abuelito se llamaba Rogaciano", reveló el cómico.

En el vecino país tuvo tanta aceptación, que el público se encariñó con él: "Rogaciano Chilango pegó más, me llegaban a regalar sunzas, gallinas, cerditos, un montón de cosas".

Poco después, regresó al país para tomarse unas vacaciones, pero decidió quedarse. Era el momento para una radio católica: YSAX, frente del Teatro Nacional. Chilango se convirtió en acólito de la misa matutina.

"El padre daba la misa al aire (risas) Había vendido comerciales y en medio de la misa decía: Cortesía de Pan Victoria, damos la hora: 'da la hora Chilango', me decía...", cuenta don Saúl, que allí fue apodado "Chilango, el indio de la nueva ola".

Así surgió su popularidad y Chilango empezó a presentarse donde lo solicitaran. "La radio pegaba más, pues casi no habían televisores", detalla.

Buenas épocas

Nacido en Santa Ana el 15 de septiembre de 1939, Saúl Avelar es hoy en día director de cuatro emisoras departamentales de la Corporación Gigante, en el 105.3 FM. Se define "soltero como un cura" y padre de "dos hijos reconocidos, pero topado en la Procuraduría como 20 veces".

Es profesor frustrado, pero no se arrepiente de sus decisiones. Eso sí, dio clases de braile y urbanidad en la Escuela de Ciegos local, donde formó el grupo Los Piratas Rancheros, con personas invidentes que le acompañaban en sus presentaciones.

En 1972 ingresó al circuito radial YSR donde trabajó por más de dos décadas, pero también tuvo oportunidad de realizar otros proyectos, siendo uno de los más grandes el del programa "Todo queda en familia", que se transmitía en un joven Canal 12 y en estudios de lámina que a la hora de llover obligaban a parar las grabaciones por el ruido.

"Este programa pegó tanto que lo compró Univisión, tenía la ventaja de tener buena imagen y buen sonido", agregó el artista, que produjo 78 episodios entre 1985 y 1988. Además, participó en los programas "El brindis del mediodía", en Canal 4, en "Campiña" (Guatemala) y después en "¡Qué pasa!", en Canal 21.

Grandes amigos

Durante "Todo queda en familia", Chilango se unió a Benito "Chele" Ávila y "Aniceto" para formar la caravana "Los Magos de la risa", lo que también le consolidó como contemporáneo de importantes artistas como Mauricio Bojórquez "Pánfilo" y su esposa María Teresa Moreira, la recordada "Doña Terésfora".

"Hacíamos asados, jugábamos naipes, dominó, ajedrez... amanecíamos, era una amistad sana. No teníamos problemas de que uno le echaba 'zancadilla' al otro", expresó el santaneco.

El presentador Willie Maldonado comentó sobre él: "Mi querido amigo es otro de los talentos que con humor blanco –no exento de picardía salvadoreña- se ganó un lugar entre los grandes de la comedia. Sus éxitos han cubierto radio, televisión, escenario teatral y también la discografía, pues forma parte del LP "Yo la vida la gozo" que tuve el privilegio de producir en 1978".

"Él es un buen comediante, lo conocí en Canal 12 cuando estuvimos en "Todo queda en familia".  Lo vi actuando y es una persona muy profesional.  Definitivamente se merece un lugar en la escena nacional", declaró Julio Yúdice (la Tenchis), humorista de tiempos actuales.

En efecto, a medio siglo de iniciar aquella lúdica y florida carrera, el buen "Chilango" confiesa que su mayor satisfacción ha sido conocer a tantos amigos y contar con el apoyo de distintas empresas de radio y TV. "Casi en todas trabajé", concluyó.


Septiembre 29, 2009
La Prensa Gráfica

 

“Don Alejandro ha sido realmente un ícono del sector turístico salvadoreño, se ha entregado por completo al turismo y creemos que es de justicia que se le reconozca esa incansable labor a lo largo de todos estos años para tratar de promover el sector turístico nacional. Nos sentimos honrados de que él haya sido seleccionado este año”, fueron las palabras con las que lo describió José Napoleón Duarte Durán, ministro de Turismo (MITUR), al galardonado. Además, fue la antesala para que don Alejandro Cotto, reconocido cineasta y también fundador del Museo de Obras Maestras de la Plástica Nacional, recibiera de manos del titular de Turismo el Premio Nacional de Turismo 2009, galardón que se da por el reconocimiento de la labor realizada por personas o instituciones que trabajan tenazmente para lograr el desarrollo del sector turismo.

Cotto, a lo largo de su vida, ha sido galardonado con numerosos méritos y reconocimientos tales como el Premio Nacional de La Cultura en 1997, un doctorado honoris causa en Universidad Metropolitana de El Salvador, nombrado oficial de La Orden al Mérito de la República Italiana en enero de 2000; Comendador al mérito civil otorgado por el Rey de España, Comendador de la orden de la estrella de la solidaridad italiana, Comendador al mérito peruano, también recibió la Orden Gabriela Mistral de Chile y en su casa museo se contabilizan más de ciento cincuenta diplomas de reconocimientos.

Durante su vida ha sido poeta, músico y director de cine, además dirigió el primer largometraje del país y escribió decenas de libros impulsando el turismo de su ciudad natal: Suchitoto. A tal punto que diseñó en 1976 el escudo y la bandera, además, compuso la letra y música del himno de ese municipio que en náhuat significa “Ciudad del pájaro y la flor”.

‘‘Esto no solo es un honor, si no un compromiso que me obliga a dar lo mejor de mí cada día en lo que resta de mi vida, porque amo a mi ciudad y amo a mi país. Todos los salvadoreños tenemos la obligación de trabajar por nuestra tierra y los problemas de nuestra sociedad solo se pueden vencer con el amor a la gente’’, dijo Cotto al agradecer el reconocimiento.


Agosto 20, 2009
Marvin Galeas
El Diario de Hoy

 

Tenía entonces 11 años y leía cualquier cosa que cayera en mis manos: paquines de Superman, Flash y Batman; novelas de Julio Verne y Mark Twain; el reverso de las cajas de cereales y las viñetas de los botes de salsa, fotonovelas mexicanas y novelillas del oeste de Marcial Lafuente Estefanía. Rimas y Leyendas de Bécquer, los periódicos y las revistas Vanidades y Selecciones que compraba mi mamá.

Era el año de 1969, El Salvador disputaba con gran actuación una plaza para el mundial de México 70. Hubo una guerra de cinco días con Honduras, precisamente después de la eliminatoria mundialista, que El Salvador ganó. Dos astronautas caminaron por la superficie lunar y miles de chicos estadounidenses regresaban muertos de Vietnam envueltos en bolsas negras.

Al tope de las listas de popularidad estaban Proud Mary de los Credence Clearwater Revival, Come Together de The Beatles y I want you back de los Jackson Five. Los grupos nacionales sonaban en las radios con ingeniosas versiones en español de las grandes bandas de Estados Unidos; el Águila era Campeón Nacional; entre los grandes locutores figuraban Willie Maldonado, Tito Carías y Leonardo Heredia. Gobernaba Fidel Sánchez Hernández y ya olía a chamusquina.

En alguna parte leí que se estaba armando el más grande festival de rock de todos los tiempos. Estarían presentes los mejores grupos del momento y se esperaban que llegaran unos sesenta mil jóvenes de diversas partes de los Estados Unidos. Hacía rato que ya existía el movimiento de la contracultura de los llamados hippies, quienes escuchaban rock psicodélico, se endrogaban con marihuana y LSD, creían en el amor libre y rechazaban la guerra de Vietnam.

Amor y paz era el lema. Se dejaban crecer las barbas y las melenas, amaban las flores y los colores y soñaban con un mundo donde nadie tendría que odiar y trabajar. Hasta la Coca Cola se aprovechó del momentum y lanzó al mundo uno de los más bellos jingles jamás creados por la publicidad: "Quisiera al mundo darle hogar… hay que compartir el momento feliz, hay que compartir la chispa de la vida".

Pero era la muerte la que predominaba en las selvas de Vietnam. El aire en Indochina olía a napalm. "Me encanta ese olor a fuego en las mañanas", dijo un oficial de los Boinas Verdes y la frase se hizo famosa en la película Apocalipsis Now. Woodstock, decían los organizadores, era la contraparte de la guerra en el sudeste asiático. En medio de una guerra impopular, habría tres días de paz, música y amor. Y también de sexo y droga aunque esto último no lo publicitaran los organizadores.

No llegaron los 60 mil esperados, sino más de medio millón de alborotados jóvenes de diversas partes no sólo de Estados Unidos sino también del mundo entero. Hubo dos salvadoreños que estuvieron allí. Hace algunos años entrevisté a uno de ellos, un señor de apellido Gallardo de Santa Tecla, que me aseguró que Woodstock fue el más grande "togetherness" en la historia de la humanidad.

Se calcula que 250 mil jóvenes más no pudieron llegar por problemas de gasolina, extravío o sobredosis, para el caso, casi es lo mismo. El concierto arrancó el 15 de agosto de 1969, a las cinco y ocho minutos de la tarde, hace 40 años. Richie Havens encendió los ánimos en la plomiza tarde con la canción "High flying bird". El resto es historia. Hubo drogas y sexo, música y lodo, flores y colores y la inolvidable interpretación de Joe Cocker de "With a Little help from my friends".

Veinticinco años después del evento la revista Life, creo, sacó un reportaje sobre mucha gente que estuvo allí. Era asombroso. Jóvenes con cabello largo y revuelto, con la mirada tocada por el hachis y sucios, dos décadas y media después eran pulcros ejecutivos de alguna gran corporación, presidentes de alguna compañía o grandes eminencias médicas. Mujeres de pezones al aire, vestidos flojos y sandalias, se convirtieron en conservadoras madres que mantenían a sus hijos adolescentes a raya con eso del tabaco y el alcohol, no digamos drogas.

Yo, como dije, tenía 11 años entonces y el concierto lo vi en un cine apestoso a monte, en un documental que hasta ganó un Oscar. No ha habido otro acontecimiento musical como Woodstock, todos los intentos han fallado. Y menos lo habrá ahora con esto de los chats y la música por youtube. Ningún tiempo pasado fue mejor, claro.

 
Junio 19, 2009
Andi Flores/Juan José Sánchez
Redacción Amigos, Diario CoLatino

Se había cumplido el tiempo en que  la hermana Graciela, Madre Superiora de la Escuela Parroquial San Francisco, partiera hacia su país natal, México y realizar una serie de números artísticos fue la propuesta que se hizo en la escuela para darle una despedida que recordara siempre. El día de la presentación llegó y ahí estaba ella, en un escenario acompañado de  tristezas y alegrías.

La hermana rió como pocas veces la máxima autoridad suele hacerlo, en especial cuando un niño de seis años se desenvuelve en el escenario en una interpretación de la figura del comediante mexicano Mario Moreno “Cantinflas”. El nivel de risa provocado por el pequeño imitador a la hermana fue tal que hasta cayó de la silla en la que estaba sentada observando el espectáculo.

Luego del espectáculo, la hermana superiora, llama al pequeño Carlos Abraham Velásquez, culpable de causarle un ataque de risa y lo felicita por su desempeño en el escenario. A partir de ese momento comienza a surgir en Velásquez el amor por el arte, pues es esa ocasión, en 1966, es cuando asegura sentirse importante por primera vez.

El suceso impulsa a Velásquez a conocer sobre técnicas de actuación y es en 1968 que se incorpora a los estudios actorales del Teatro Nacional de San Salvador. Este mismo año deja influenciarse por “Los Polivoces” y comienza a imitar a algunos de sus personajes, algo que le da popularidad en ese tiempo.

A sus 13 años, ingresa a la Cámara Junior, derivado del grupo altruista JC International. En una actividad artística para recaudar fondos, Carlos se aventura a interpretar un acto de comedia en un intermedio musical, entre el grupo Sagitario y Fiebre Amarilla. Para inmiscuirse entre los escenarios musicales decide caricaturizar el rock and roll de la época con su imitación de Cantinflas: ahí es bautizado por Jorge Rivera (+13.03.07) de Fiebre Amarilla, como Rockynflas, nombre que denominaría a su personaje.

Carlos, a pesar de imitar al comediante mexicano, aún no lo conocía. “A mí me habían dicho cómo hablaba él, cómo se movía, y así comencé a actuar, pero no porque lo conociera o lo hubiera visto”, explica entre risas.  Willie Maldonado, el afamado presentador de televisión, ofrece un espacio para que Rockynflas despliegue su elocuencia en los “Super Domingos Sheraton”. Es ahí cuando investigó al mexicano, a perfilarlo y a estudiarlo a partir de sus películas.

Así comienza su travesía por el Sheraton, el 30 de abril de 1978.  “Sólo se regaba la bola que era bueno el show y así llegaba la gente”, explica. Su fama se corre entre los públicos y así consigue contratos individuales. Carlos ironiza que pasó disfrazado casi todo ese diciembre, de trabajo en trabajo.

En el 82, Rockynflas es invitado por el Estado Mayor para formar parte de su caravana, con la función de entretener a los soldados. Carlos comenta que ahí se encontró con un reto: “Era hacer reír a gente que no tenía ganas de reírse”, a soldados que llegaban de las montañas y de lidiar con la muerte como un pan del día a día.  El mismo año que entró, deja el Estado Mayor porque éste obliga a los artistas a cursar un grado militar.

Es cuando deja su trabajo estatal que se sumerge en el mundo de la televisión. Entra a los canales 2, 4 y 6 con la Telecolecta, campaña a beneficio de los damnificados del desastre de Montebello. En la gira asegura tener la oportunidad de trabajar con artistas de la talla de Aniceto Porsisoca y el Chele Ávila.

Esta experiencia lo lleva a participar en la primera Teletón (1982) realizada en el país, como representante de los artistas nacionales. El canal cuatro se interesó en él como el protagonista de microprogramas financiados por Cigarrería Morazán.  A Rockynflas le dieron la libertad de escribir sus guiones.  El rating alcanzó el 9.5 cuando la base era de 10.  Las mismas temáticas controversiales de crítica le valieron una censura que desencantaría las gracias de Rockynflas.

Finalizado el contrato del canal, Rockynflas hace cinco giras por Estados Unidos.  Es hasta el 86 que regresa a El Salvador de nuevo a la televisión.  Paradójicamente, se desempeña en un papel inexplorado para Carlos: ahora se convertiría en reportero de Canal 12.  Eso no limitó a Rockynflas, pues era el personaje de críticas que satirizaba las problemáticas sociales.

En el 90, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) entregó un premio a Rockynflas como el mejor reportero de El Salvador. Carlos explica que El Salvador retumbó de carcajadas y reclamos porque Rockynflas no era más que un comediante, una caricatura del reportero.

De coincidencias e incidencias

Lo que el mundo le puede atribuir a la mera imitación, Carlos se lo atribuye al destino. Entre los paralelismos destacables que señala, se encuentran una ensalada de fechas por las que siente una conexión especial con el ídolo de la comedia mexicana.

Su aniversario de bodas se celebra en el aniversario de muerte de Mario Moreno.  Un doce de agosto, fecha de cumpleaños del mexicano, muere el hermano de Carlos.  La profesora que impulsó sus aspiraciones artísticas era mexicana como Cantinflas.

“Mi vida y mis cosas han estado bajo la sombra de Mario Moreno ‘Cantinflas’”, explica el comediante. Así se convierte él en una ventana que irradia una luz cantinflesca, cuyo valor se refleja en rostros iluminados por una sonrisa blanca, sincera y calurosa.

El telón de sus disparatados chistes se cierra con un actor comprometido con el gremio.  Siempre luchando por la cultura y los derechos del artista.  Carlos está tras las bambalinas de su personaje, donde ni los vestuarios ni los acentos ficticios existen.  Donde comienza el show de la vida real: nada más que una dramaturgia entre él y su pasión por el arte.

Abril 23, 2009
Paola Michelle García
elsalvador.com

 

La gratitud, admiración y respeto de toda una nación hacia don Boris Eserski —el hombre que con visión emprendedora y calidad humana obsequió al país un regalo invaluable y perecedero: aquella famosa "caja mágica" capaz de transmitir imágenes y sonidos a la vez—, se patentizó ayer al condecorarlo con la Orden del Libertador de los Esclavos José Simeón Cañas en grado de Gran Cruz.

"Este tributo es para condecorar a las personas, pero además estamos haciendo un reconocimiento a las ideas, al mérito empresarial y al legado que don Boris le ha dado al país como hombre de firmes convicciones democráticas, como pionero de la comunicación y como defensor de la libertad de expresión y difusión", aseguró el Presidente de la República, Elías Antonio Saca.

La distinción es otorgada por el Estado "a los más destacados ciudadanos o extranjeros para reconocer sus acciones de carácter humanitario y social, científico, educativo o filantrópico".

"Don Boris ha sido un pionero que ha liderado transformaciones históricas de la industria de comunicación en nuestro país. Es una verdadera institución que tiene en su haber una lista invaluable de contribuciones al desarrollo de la cultural, económico, político y social de El Salvador y de Centroamérica", agregó el mandatario.

Durante la ceremonia, que se llevó a cabo en Casa Presidencial, se destacó la labor y encomiable esfuerzo de este pionero y genio de la televisión por construir un país más moderno y democrático.

"Esta condecoración la recibo en nombre de mi esposa y mis hijos, que son la gran inspiración de mi vida... la recibo también en nombre de todos los que formamos la gran familia de Telecorporación Salvadoreña, porque cada uno de nuestros empleados en todos los niveles tiene el mérito enorme de hacer posible que la radio y la televisión llegue a millones de hogares salvadoreños", expresó don Boris Eserski.

La televisión en el país

Hace más de medio siglo llegó a El Salvador lo que se consideraba en ese momento un espectacular invento: la televisión. Fue en 1956, cuando don Boris Eserski inauguró Canal 6, el primero en el país.

Entonces, la aventura de llevar diversión, información, ayuda y educación a millones de hogares en el país comenzó para este excepcional hombre de negocios, que luego fundaría Telecorporación Salvadoreña (TCS), Canales 2, 4, y 6, uno de los consorcios mediáticos más grandes de la región

A lo largo de los años, y gracias a su iniciativa, miles de personas en el país han sido testigos desde hogar de la conquista de la paz, la emoción de dos clasificaciones al Mundial de fútbol, la solidaridad en momentos de tragedia y más.

"Es un privilegio trabajar en esta industria que nos ha permitido tantas satisfacciones. Ser testigos en primera línea de los más intensos acontecimientos de nuestra Patria, compartir con los salvadoreños las luchas por nuestras libertades, especialmente la libertad de expresión y de información, llevar entretenimiento a las familias y promover la solidaridad como uno de lo más altos de los valores humanos. Todo ello es un privilegio, pero lo es aún más ser salvadoreño", destacó el presidente de TCS.


Abril 22, 2009
Paola Michelle García
elsalvador.com


Que miles de familias en El Salvador vivan hoy la emoción de los partidos de fútbol de su equipo preferido, se informen sobre los sucesos nacionales y del mundo o lloren acompañando a su artista de telenovela desde su hogar es posible gracias a la visión de un hombre que hace más de medio siglo fundó el primer canal de televisión en el país: don Boris Eserski.

Y es que los inicios de la transmisión de imágenes y sonidos desde aquella "caja mágica" —como solían llamarle 50 años atrás al televisor—, marcaron una diferencia en la vida de los salvadoreños, modificando sus rutinas y abriéndoles una ventana a realidades que no conocían.

Con la llegada de lo que se consideraba un espectacular aparato eléctrico, era sencillo divertirse sin salir de casa, conocer sobre temas nuevos o aprender a cocinar platillos.

"Creo que todavía no salgo del asombro inicial que me provocó el primer televisor que vi en Nueva York en la década de los 50, allá por 1951", recordó don Boris en una entrevista concedida a la revista Sonsonate en 2005.

Consciente del gran potencial de lo que en aquel momento se consideró un novedoso invento y de la poderosa atracción que podía llegar a ejercer sobre las audiencias, cinco años después de su visita a la Gran Manzana, fundó en el país Canal 6, convirtiéndose en el pionero de la televisión salvadoreña.

Al principio transmitía dos horas diarias, de 6:00 p.m. a 8:00 p.m., en las que los televidentes podían ver a su artista nacional preferido, cómicos, cintas cinematográficas importadas de México y Estados Unidos, y adaptaciones teatrales.

"Todo inicio es duro. Había pocos aparatos de televisión aquí, allá por los años 60 (...) Además, muchos no creían en la televisión", rememoró.

Sin embargo, con tenacidad y visión emprendedora, don Boris logró identificar oportunidades en medio de las dificultades.

Como resultado de su esfuerzo y trabajo continuo, en 1965 fundó Canal 2, que con equipo de última tecnología y su propio edificio, transmitió a los televidentes telenovelas y programas infantiles, recetas de cocina y más.

Un año después, firmó un acuerdo para administrar Canal 4 y a finales de los 70 invirtió acciones del nuevo Canal 6.

Así, en noviembre de 1986 don Boris escribió una página más en la historia del país, cuando se oficializó la unión de los canales 2, 4 y 6, para formar Telecorporación Salvadoreña.

"Hoy por hoy, somos una de las empresas televisivas más importantes de Centroamérica. Nuestros estándares y calidad son competitivos a nivel latinoamericano", destacó el empresario.

Padre, abuelo y amigoDon Boris Eserski Gómez nació el 22 de mayo de 1928 en Sonsonate, en el seno del hogar formado por doña Graciela Gómez de Eserski y don Carlos Eserski.

Realizó sus estudios de primaria en el Colegio García Flamenco, en El Salvador, y luego en De la Salle Oakland, en Canadá.

"Tuve la fortuna de crecer en un hogar en el que desde pequeño aprendí las bondades del trabajo honrado. Además, en la vida siempre han tenido especial importancia para mí valores como la lealtad, amistad y sobre todo el amor por mi país", comentó.

Siendo muy joven se inició en el mundo de la radiodifusión, al formar parte del grupo que funda la radio YSEB, La Voz de Latinoamérica. Después, con visión emprendedora, le obsequió a El Salvador la novedad que captaba la atención del mundo: la televisión.

A los 26 años se casó con doña Ana María Alvarez. Fruto de su unión nacieron siete hijos: Graciela, Katia, Ana María, Tatiana, Liuba, Sonia y Juan Carlos.

Ahora, su familia ha crecido, tiene 25 nietos y hasta bisnietos.

Su exitosa trayectoria, invaluable aporte al país y calidad humana han sido motivo de varios reconocimientos. Fue condecorado por el Papa Juan Pablo II y forma parte del Salón de la Fama de Empresarios Juveniles.

Además, recibió el título de Doctor Honoris Causa en Comunicaciones, conferido por la Universidad Salvadoreña Alberto Masferrer; el Micrófono de Oro de Asder por ser Pionero de la Radiodifusión en El Salvador, y fue nombrado como Hijo Meritísimo de Sonsonate.

Hoy, una vez más el país le demostrará públicamente su admiración, pues recibirá la Orden del Libertador de los Esclavos José Simeón Cañas, en el grado de Gran Cruz.


Marzo 21, 2009
Jhoel Díaz
El Diario de Hoy


Muchos han sido los programas que han entretenido a los salvadoreños desde aquel inicio de la televisión en el país, en 1956 (con el YSEB-TV, Canal 6), pero pocos han logrado trascender en la historia. Algunos lo hicieron por una destacada permanencia en el aire y otros por detalles sutiles, pero importantes que se hicieron inolvidables.

"Domingo para todos" (DPTO2) y el clásico del entretenimiento, "Fin de semana", son dos de los eslabones principales en este tema, debido a sus ininterrumpidas trayectorias llegando a los hogares, con concursos, risas y variedades.

El show dominical comenzó en mayo de 1987, fue creado y animado por el uruguayo Daniel Rucks, quien inició el proyecto junto a Mario Segura "Canuto", Charlie Renderos y las modelos Carolina Duarte y Guiselle Weil.  En 2000 se cedió la batuta a Max González, quien hasta hoy presenta el show con Verónica Guerrero y las bellas Julia López y Caro Sandoval.

Por su parte, "Fin de semana" amenizó las tardes sabatinas de Canal 4 desde el año 1987, aunque ya había tenido una primera etapa de 1976 a 1978, en Canal 2.  La diversión empezó con Willie Maldonado y las modelos Lourdes Castillo y Lucy Palma.  En 2006, el programa volvió al Canal 2 y a la fecha han habido 26 modelos. Las jóvenes actuales son Marcela Aguiluz y la rusa Eleonora Fadeeva.

Más que programas

Algunos personajes han trascendido las barreras de sus programas y canales, como la Tenchis, que surgió en "El expreso de media noche", de Canal 12, en 1988; pasó en 1989 a "Telepirata", del mismo canal; en 1997 al 19 en el show "La Tenchis"; al 21 en 1999, como parte de "¡Qué mañana!" y desde 2001 está en Canal 6 con "Duro blandito".

La Tía Bubu es otro caso. Este personaje infantil encariñó a los peques desde 1988 a 1989, junto al Tío Memo y la Chanchita -que nunca se sabrá quién se ocultaba tras su máscara-, en Canal 12. En 1990 se quedó con "El mundo mágico de Tía Bubu" y en 1997 con "El club de Bubu". En 1999 pasó a "El Jardín de Tía Bubu", con Cocolito y el Hada Chiflis, que sustituyó a "Jardín infantil" y que en 2007 pasó a ser "Brinka".

Y "Jardín infantil" es, sin duda, uno de los programas infantiles más queridos de toda la historia.  Aunque empezó a finales de los años 60 conducido por el pequeño Miguel Aguilar (ahora con su "Club Familiar" en VTV), es más recordado por su concepto circense y los payasos Prontito, Chirajito, Pizarrín y el Tío Periquito, una etapa que culminó en el año 1999.

Los juveniles también traen nostalgia, como los noventeros "La canción de la semana" y "Super juveniles", de Canal 6, o "Video hits", de Canal 21.  Muchos se extinguieron, pero otros se renuevan constantemente, como "Gente joven", del 10, que pronto presentará nuevas caras.

La lista es extensa, pero hoy podemos hacer memoria de esas piezas que hicieron posible lo que hoy en día tenemos en el menú.


Noviembre 17, 2008
Rosa María Pastrán
elsalvador.com

El presidente Antonio Saca entregó esta mañana el premio nacional de Cultura a la actriz Isabel Dada, el máximo galardón que el Gobierno entrega en el área cultural.

La entrega tuvo lugar en el salón de honor de Casa Presidencial.   En su discurso Saca destacó que el premio es un reconocimiento de la comunidad cultural salvadoreña.

Además resaltó los años de experiencia de Dada en las tablas:

"Isabel Dada ha sabido desarrollar sus dotes de actriz en un ambiente poco propicio para el teatro, porque desde el primer momento que se subió a las tablas, siendo una niña, supo entender que de ella, y de quijotes parte que existiera un florecimiento de las artes escénicas en El Salvador".

El gobernante reconoció que el jurado decidió otorgar el galardón a la actriz para coincidir con la reapertura del Teatro Nacional.

En 2004 el premio fue entregado al historiados Pedro Escalante Arce. En 2005, a Matilde Elena López, en 2006 el reconocimiento fue para la Cofradía de Santo Domingo de Guzmán y en 2007 le correspondió al escultor Enrique Salaverría.

El presidente fue acompañado por la ministra de Educación, Darlyn Meza, y el presidente de Concultura, Federico Aguilar.


Octubre 9, 2008
Roberto Rodríguez
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

 

El compatriota Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla fue incorporado al “Círculo de Oro” de la Academia Nacional de Televisión, Artes y Ciencias, Capítulo San Francisco, por su brillante labor de 52 años en la pantalla “chica” iniciada en su país natal, y prolongada por unas cinco décadas en la Bahía de San Francisco.

Hubo otras 6 figuras de la televisión local que fueron incorporadas al Circulo de Plata y Oro, pero solo Jack Hanson y Luis Echegoyén ingresaron al círculo dorado.

La ceremonia tuvo lugar en el hotel Hilton del Distrito Financiero de SF ante unos 250 invitados, entre ellos el Cónsul de El Salvador, Lic. Rafael Antonio Carballo, miembros de la Cámara de Comercio Salvadoreña Americana, amigos y familiares.

Al agradecer el homenaje, Luis -más emocionado que de costumbre- se remontó a los primeros días de su carrera cuando en 1956 debutó en Canal 6 de El Salvador yl recién terminó en KDTV Canal 14 de San Francisco, donde fue primera figura del noticiero estelar de las 6 de la tarde y 11 de la noche, del cual se retiró en 2007.

Noviembre 14, 2007
El Diario de Hoy
 
Una tarde fresca sirvió de ambiente para que cientos de salvadoreños observaran un hecho peculiar en el país.

Se trató de una alfombra roja que acogió la llegada de los distintos talentos de la Telecorporación Salvadoreña (TCS) y de Televisa, importantes televisoras de El Salvador y México, respectivamente.

Anoche, en el local de El Señor Tenedor, en el centro comercial La Gran Vía, sucedió un hecho sin precedentes, la prestigiosa revista mexicana TV y Novelas y el Grupo Imprecen firmaron un acuerdo con el cual El Salvador tendrá una edición especial de la revista, la que será publicada en Centroamérica y tendrá un contenido 80% internacional y 20% de información del país en el que se distribuye.

El evento se inició cerca de las 7:00 de la noche con la llegada de la Tía Bubu, el Hada Chiflis y Cocolito en medio de un mar de aplausos.

De esa manera, uno a uno se fueron arribando los distintos presentadores nacionales, entre ellos Willie Maldonado y J.C., ambos de Fin de Semana, y así sucesivamente, varios rostros de TCS llegaron, entre los que destacaban Jorge Hernández, Eduardo Arévalo, Federico Zeledón, Katya Carranza y el elenco del programa juvenil Chivísimo.

Los artistas fueron recibidos por Luciana Sandoval y María Fernanda Badillo, presentadoras de Viva la Mañana, quienes, en son de broma, ponían a bailar a los invitados.

Sin embargo, el toque internacional fue puesto por los artistas mexicanos, uno de ellos fue Luis Manuel Ávil, quien da vida a Tomás Mora en la telenovela La Fea más Bella.

Edwin Rivas Cierra, director editorial de Televisa Espectáculos Centroamérica, afirmó que la revista estará a la venta en diferentes supermercados, farmacias, kioskos y a través de suscripciones.

Por otra parte, el lado picante y escandaloso fue puesto por la siempre controversial Niurka Marcos, quien hacía ver con su actuación que era una de las más esperadas de la noche.

La actriz cubana llegó vestida con una blusa negra transparente, falda corta a cuadros y mallas negras. Además, su cabello tenía un estilo afro de color castaño.


Octubre 18, 2007
El Diario de Hoy
 
"Comparte los sentimientos y emociones con TCS".  Ésta es una de las frases con que la Telecorporación Salvadoreña invita a su fiel audiencia a vivir la ciberexperiencia de su nueva página web que ya está disponible.

Al esperado sitio, que fue presentado anoche en un hotel capitalino, se puede acceder a través de la dirección www.esmitv.com donde los usuarios tienen a la vista la amplia variedad de programas que ofrece la corporación, así como la programación mensual a través de los canales 2, 4, 6 y VTV.
No obstante, la máxima apuesta de este portal es la información noticiosa que aprovecha los diferentes recursos de la Internet, como audio, video y fotografía, afirmó Jorge Hernández, subdirector de noticias de TCS.

Por su parte, Carlos Patricio Escobar, gerente del sitio, recalcó: "Más que una página para El Salvador, es un sitio internacional para que todo el mundo pueda verlo". Así explicó por qué la dirección de la página no incluyelas siglas de la empresa, pues su visión pretende ir mucho más allá.

"De aquí a finales de año planeamos transmitir programas en vivo, como los partidos y los eventos de belleza", adelantó Escobar. Aunque aclaró que para dicho servicio tendrá una tarifa especial.

Para realizar el proyecto, fueron necesarios más de dos años que ahora dan resultados en una página fresca, colorida y atractiva que se suma a la familia de la televisora local por tradición.

"Es un proyecto que se ha venido madurando al igual que un niño y ahora ya está dando frutos... Hay que lanzarlo en grande y ponerlo a competir", manifestó también el presentador de canal 6, Mario Meléndez.
Álex Oviedo, productor de la franja Chivísimo expresó: "Tendremos promociones y cosas interesantes que permitirán una interacción más comunicativa". El sitio ya está disponible para el mundo con su oferta de entretenimiento.

Septiembre 9, 2007
Revista Dominical
La Prensa Gráfica

 

“¿Rosita Olmedo?, ¿se murió?”, pregunta el presentador del programa televisivo “Fin de semana”, Willie Maldonado.  No, no ha muerto. Al menos no se sabe oficialmente.

 

Rosa Olmedo vivía en Panchimalco, vestía como pancha y hablaba náhuat.  En los años ochenta, apareció un par de veces en el sabatino “Fin de semana”, hablando náhuat y contando sobre la ciudad.  Willie Maldonado la recuerda como una mujer no muy menuda, de ojos celestes y muy suelta en la conversación. Ella era consultada por periodistas y fotografiada por turistas como un símbolo de la cultura indígena.

En la Casa de la Cultura de Panchimalco, sin embargo, no saben de ella desde hace dos años, y los habitantes de la ciudad dicen: “Se fue a un asilo en San Salvador”. No hay más rastros de Rosa Olmedo en Panchimalco.

En cuatro asilos consultados (San Vicente de Paúl de Antiguo Cuscatlán y Santa Tecla, Hogar de ancianos Dr. Ramón Menéndez de San Jacinto y Asilo Sara Zaldívar, en la colonia Costa Rica) no aparece registrada ninguna interna como Rosa Olmedo ni con sus rasgos físicos.

La última aparición que la emblemática mujer supuestamente indígena hizo en LA PRENSA GRÁFICA fue el 26 de octubre de 1997.

Entonces, vivía en Panchimalco y tenía 64 años, según la fecha de nacimiento: 29 de abril de 1933. Declaró que fue abandonada por su madre en el río Acelhuate. Nació en Panchimalco y la criaron en Izalco.

“La señora no era de aquí. Era chelita y tenía ojos claritos. Los panchitos no somos así”, declara una dueña de un comedor que la recuerda: “Era maestra y hablaba náhuat, la venían a ver de la televisión y los turistas y era de Nahuizalco”.

Las vendedoras de artesanías frente a la iglesia de Panchimalco recuerdan que los turistas preguntaban por ella. “Pero se desapareció. A saber si se murió.”

No hay archivos de su aparición en la televisión, se quemaron durante el incendio de Canal 4, en el año 2002, afirma Maldonado.

Según la publicación de 1997, tuvo cuatro hermanos, que también fueron abandonados en Panchimalco y luego criados en Izalco. Su nombre completo era Rosa del Carmen Olmedo Escobar y padecía de una enfermedad cardíaca.


Junio 12, 2007
Nuria Romero
elsalvador.com

 


El título de "Mejor guitarrista de todos los tiempos" lo tiene bien merecido el cantante boricua José Feliciano. Eduardo Hidalgo, integrante de Die Blitz, comprobó en vivo la habilidad del intérprete de Feliz Navidad en el concierto que ofreció en la Feria Internacional hace ocho años. "Fue excelente. Sus canciones al estilo poema de amor me mantuvieron pegado en el asiento", relató. El músico nacional se considera un fan más, y confiesa tener la colección de materiales discográficos.

Otro de los admiradores de las canciones del creador de Porque te tengo que olvidar es Mario Meléndez, conductor de Hollywood Pack, quien guarda el primer sencillo en inglés que grabó en 1968: "Light my fire", tema de The Doors.

"El tipo es un virtuoso de la guitarra. Tiene su propio estilo. Es un cantante importante que logró meterse en las listas de popularidad de Estados Unidos, incluso uno de los primeros en presentarse en lugares exclusivos para músicos estadounidenses", añade.

En los sesenta, el latino pionero del Crossover cantaba en escenarios como Caesar's Palace, en Las Vegas, con Frank Sinatra. Estuvo en la serie Mundial de Estados Unidos en 1968.

Esa década "fue la cúspide" del ganador de seis Grammy, según Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla . El animador de Fin de Semana, que en ese tiempo era discjokey de La Femenina, recuerda que Feliciano entró en las preferencias de los salvadoreños con Light my fire, Copa rota, Chico and the man y Feliz Navidad. "Su gran legado musical navideño suena todos los años", sostiene.

Lo que más deslumbra a Maldonado es que "toca la guitarra mejor que miles de videntes. Despierta el sentimiento latino y el sabor anglo", resume.

El talento con ese instrumento, desarrollado a temprana edad, lo hizo merecedor del premio "Mejor guitarrista pop" de la revista Guitar Player. Miles de críticos de todo el mundo coinciden con ese mérito.

"Es digno de admirar porque va afinando la guitarra a la vez que la va tocando. Tiene un oído absoluto. No cualquiera lo puede hacer", menciona Carlos Peraza, ex integrante de La Fiebre Amarilla.

La música de la estrella de los boleros y baladas se ha mantenido a lo largo de sus 52 años de carrera artística. Feliciano se ha adaptado al paso del tiempo.


Abril 27, 2007
Perú Press

El comité editorial de la revista Billboard resolvió premiar a Ricardo Montaner por su dedicación y labor humanitaria en favor de los niños por medio de sus dos fundaciones "Hijos del Sol" y "Ventana de los Cielos", con quienes comparte sus ganancias. Su hijo Héctor Montaner salió a escena junto a dos niños: el colombiano Joshua Ruiz y la salvadoreña Camila Castaneda; sorprendió a su padre dedicándole la canción "Hijos del Sol" y posteriormente le entregó la estatuilla.

 

 

Image
Camila, Ricardo, Héctor y Joshua
“Comencé a distanciarme de la vida cotidiana porque sólo cosas buenas me estaban sucediendo”, recuerda Montaner. Pero un día, cuando se dirigía a una entrevista y su automóvil se detuvo frente al semáforo en una calle de la ciudad de México, un niño se acercó para limpiarle los cristales a su vehículo. “Su rostro estaba pintado como el de un payaso, y estaba haciendo algunos trucos callejeros para ganarse algunas limosnas”, recuerda el cantante. “Se me partió el corazón al verlo y, desde entonces, comencé a prestar atención a los demás niños de la calle en los otros países a los que viajaba. Finalmente decidí crear una agencia que apoyara proyectos en beneficio de estos niños.”

 

Esa misión de Montaner ha sido duradera y constante, al punto de abarcar un sin fin de proyectos en todo el continente, coordinados todos a través de su fundación Hijos del Sol, la cual opera desde Venezuela, y la cual dio lugar, hace 3 años, a La Ventana de los Cielos, una fundación basada en Miami que trabaja con niños con Síndrome de Down, autismo y parálisis cerebral. La organización es sostenida casi completamente por él y su esposa, Marlene y se ha convertido en un asunto familiar en donde sus hijos (dos de los cuales también son cantantes) también están involucrados.

“Dios nos da misiones en la vida”, dice Montaner, “Me puso aquí para entretener, pero sobre todo para ayudar a otros. Cada día en La Ventana atendemos entre 8 a 10 niños y, el 5 de mayo, inauguraremos una nueva sala de terapias en sus instalaciones

“El trabajo de La Ventana tiene dos caras: por un lado los niños reciben una serie de terapias para su rehabilitación, lo que incluye terapia musical y equinoterapia, en donde los niños mentalmente incapacitados, se les trata a través del contacto con caballos.. Y por otra parte, está el lado de las familias, a quienes se les da una terapia de apoyo. “Los ayudamos a comprender lo que significa tener un niño con este tipo de discapacidades y por que Dios los trajo a nosotros”, apunta Montaner, destacando la dificultad en todos los niveles que criar un niño así representa para su familia. “Al final, ellos se marchan creyendo en Dios y agradeciéndole por sus hijos”.

Si desea mas información sobre La Ventana de los Cielos, por favor visite: www.laventanadeloscielos.org

 
 Marzo 23, 2007
Jorge García F.
elsalvador.com

 

Una vez más el Teatro Presidente fue testigo de un derroche musical a cargo de los mejores exponentes nacionales. La Platinum Orquesta, el grupo Fiebre Amarilla y varios cantantes y amigos ofrecieron un homenaje en memoria del recién fallecido músico Jorge Rivera.

El productor y conductor de televisión Willie Maldonado inició el espectáculo con una breve reseña de quien fuera uno de los integrantes de la primera generación del grupo Fiebre Amarilla.

Posteriormente la Platinum Orquesta inició con el repertorio musical interpretando temas como: "Por alguien como tú", "pachito Che" y "Bodas de oro" entre otros.

Carlos y Edmundo Alfaro, Mercedes López, Mariela Arrué, Manuel Gómez y Julio Roberto Hernández fueron los cantantes invitados de la noche.

El presentador de radio y televisión Sergio Gallardo, que también fue invitado al homenaje, manifestó "esta es una noche para celebrar la vida de Jorge".

 

Image
Georgina, Miriam, Willie y Audrey
También los ex miembros de Fiebre Amarilla, Tony Oliva y Mauricio Mora ofrecieron su música en memoria de Rivera.

Las hijas de Jorge (Georgina y Audrey) así como su esposa Miriam también participaron en el homenaje.

Por su parte la nueva generación de la Fiebre ofreció un repertorio de canciones durante el evento. El evento que se realizó la noche del miércoles logró reunir a gran cantidad de asistentes que colmaron el teatro.

 

 

 

  

Enero 23, 2007
Willian Carballo
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

 

Cuando le conté a mi jefe, puso cara de “Joder, tío”. Es español. Lleva ocho años en el país y nunca fue a cantar a “Jardín infantil” porque para cuando él era un “chaval” estaba en Valencia y su ídolo era Torrebruno, el héroe de los cipotes locales. Pero, “Joder, tío” —como dicen por sus tierras—, sabía de quién le hablaba y la noticia lo impactó.

 

Cinco minutos antes, cuando entraba a la empresa, recibí una llamada: “Willian, ¿te diste cuenta...?”. En el camino del parqueo a mi cubículo, tres compañeros me lo reconfirmaron. Cuando leí la pauta en la reunión de editores, la cara de mis colegas era un signo de admiración amarrada con un “¿Se murió?”. Al salir, dos personas me llegaron a contar sus vivencias con el del traje verde. Siete de mis contactos en el Messenger lo homenajeaban con el nick. La noticia volaba.

Razón existe. En tiempos en los que para ser estrella de TV hay que ser lo que en el medio se conoce como “freak” (extraño o peculiar, como ciertos presentadores de Telehit), o metrosexual, o dueña de senos postizos, o decir monólogos sexuales; un personaje que canta temas para niños vence barreras de edad y clases sociales y hace de su muerte una noticia de relevancia nacional.

Eso era Tío Periquito. La insignia del programa que marcó la infancia de al menos tres generaciones de salvadoreños. El dueño de un sombrero cuyo material es tema obligado en los correos electrónicos melancólicos de treintañeros. El que bautizó a tantos bichos que 20 años después serían cantantes y a otros que gracias a Dios no. El que junto a Chirajito, Prontito y Pizarrín nos regalaron “bacaolinita”, “chibola o nada” y “Toki, toki, toki”, y nos quitaron el calor...

Ahora se ha ido. Y está en el mismo lugar donde también está Aniceto Porsisoca.  El mismo sitio donde llegarán un día Willie Maldonado, El Cipitío, Ruks, la Tenchis y el mismo Chirajito, gente que, quiérase o no, moldeó la TV de este país.

“Joder, tío”, qué noticia, sí.  Aunque nosotros quizás prefiramos un “Gracias, tío. Gracias”.


Marzo 18, 2007
Willian Carballo

 

Hagamos un ejercicio: ¿Hay algún otro personaje de televisión en este momento o en el pasado cuya muerte se convertiría en noticia de importancia nacional? Yo creo que sí, y más adelante les cuento quién. Antes, déjeme explicarle a qué me refiero con “importancia nacional”.

¿Sabe lo difícil que es que la música, la televisión y el cine compitan por una foto de portada en el periódico a la par de las huelgas, accidentes, delincuentes y Antonio Saca? Hay una diferencia de 1 a 100. Pues bien: La muerte de Salvador Vega Hall -Tío Periquito- causó tal impacto que su sombrero sobre el féretro que guardaba sus restos fue la imagen principal de este periódico. Y así empezó. La Prensa Gráfica abrió un foro cuya participación ha sido una de las más altas en lo que va del año. Los noticieros -quienes marginan por falta de conocimiento la información de espectáculos- dedicaron notas para el fallecido de hasta 3 minutos y pusieron sus canciones para despedir sus emisiones. La gente, no importa que vendiera sopa de mondongo en el Tinetti, fundara una pequeña empresa en Los Ángeles o tomara el café en La Gran Vía hablaba del tema. Sólo al “Mágico”, vivito y coleando, le había visto hacer eso.

Con ese contexto, ahora sí:  ¿Hay algún otro personaje de televisión en este momento o en el pasado capaz de convertirse en noticia de importancia nacional, no necesariamente por su muerte —cosa que no deseamos— si no por otros aspectos como su contribución a la TV nacional?

Como le decía, tengo varios:  Chirajito, por ser la mancuerna perfecta con Tío periquito y porque su “marachito” y su “ya se va, papito, salú pues” son casi marca registrada.  Aniceto Porsisoca -murió en 1993 pero lo traigo a colación pues me parece que su ejemplo aplica- porque, en pocas palabras, es nuestro Cantinflas.  Daniel Rucks, porque aunque es odiado y amado a la vez, tuvo el valor de romper uno por uno los esquemas de la televisión nacional.   Y Willie Maldonado, uno de los pioneros de la televisión de variedades en el país y un maestro para las nuevas generaciones de TCS.

¿Qué dice?  ¿Hay más?  ¿Será que La Tenchis, El tío Memo, Davis Rosales, Luciana Sandoval, El cipitío?  ¿O acaso Mauricio Funes o el Chiri Rivas?  Sobre ellos aún tengo mis dudas, pero podrían hacer méritos. ¿Usted qué dice?


14 de Enero, 2007
Ricardo Valencia
La Prensa Gráfica

Willie Maldonado salió a la tarima del estadio Jorge “Mágico” González cuando el sol ya se iba. Justo a las 6:09 de la tarde, Maldonado, uno de los rostros más conocidos de la televisión salvadoreña, advirtió a los asistentes del I Festival por la Paz Social del paso de un helicóptero. “Levanten la banderas, que un helicóptero va a pasar haciendo unas tomas. Si no ha salido en la televisión, esta es su oportunidad”, dijo a través de su micrófono.

La multitud obedeció y mantuvo sus manos levantadas durante 3 minutos. Nada surcó los cielos. Minutos antes, otro helicóptero de la Policía había hecho un reconocimiento cerca del escenario.

La gente siguió moviendo un mar de banderas de El Salvador, pero ni el aparato ni sus zumbidos se vislumbraron. “Sigan levantándolas, que hay otras cámaras”, recordó al público el presentador, quien junto a otros tres presentadores de diferentes televisoras (Lichi Rusconi, Mónica Casamiquela y Miguel Aguilar) animaron el evento.

Los primeros asistentes a la actividad habían entrado al estadio al filo de las 3 de la tarde. De a poco, se comenzó a llenar platea en el poniente. Después, el surponiente y el suroriente del recinto deportivo. El oriente quedó vedado; únicamente había un grupo de policías. La tarima estaba colocada de espalda al sector conocido como sol.

Alrededor de las 5 de la tarde, la Orquesta Platinium se presentó en el escenario e interpretó música de grandes bandas. Después aparecieron representantes de las iglesias anglicana, evangélica y católica.

El público bailó y gritó más tarde las canciones del salvadoreño Álvaro Torres y el venezolano José Luis Rodríguez, conocido como “el Puma”.

 


Diciembre 14, 2006

Anoche, en un emotivo acto en el Hotel Radisson, la Asociación Salvadoreña de Radiodifusores ASDER entregó un reconocimiento por su carrera en el campo de la Producción y Animación de Radio y Televisión a Don Leonardo Heredia.



Con la asistencia del Presidente de la República, Elías Antonio Saca, el Ministro de Seguridad René Figueroa, el Presidente de TCS Don Boris Eserski, el Vicepresidente de TCS Lic. Juan Carlos Eserski y representantes de decenas de medios afiliados, el Ing. Manuel Antonio Flores, Presidente de YSKL leyó una breve biografía del homenajeado, para posteriormente entregarle la presea. Don Leonardo agradeció el gesto, dió créditos a su familia y cerró sus palabras con "Dios los bendiga a todos".


 Agosto, 2004
Morena Rivera
Suplemento Hablemos


Sus manos bailaban sobre las teclas del piano el día que conoció a su esposa, hace 40 años. Antes de eso había poseído amores fugaces gracias a su don de músico.
Recorrió suelos extranjeros, acompañó con sus pistas a reconocidos artistas, su voz se infiltró en clubes centroamericanos y por seis años pregonó su pasión en barcos turísticos; la música ha sido la brújula de su vida.
 Ese mismo arte lo vio despuntar cuando a los ocho años comenzó a manipular la marimba de su padre. “En esos días pensaba en llegar a ser grande”, cuenta ahora.
También lo acompañó durante los años de gloria de su carrera, esos en que desfiló por orquestas como “La Sonolux”, la “Alfredo Mojica” y la “Internacional Polío”, dirigida por Paquito Palaviccini.
Y lo sigue haciendo a sus 73 años, ahora que se ha vuelto un hombre consagrado a su pasión. “Si tuviera la oportunidad de nacer otra vez volvería a ser músico”, sostiene.

Su paso por las orquestas

Cincuenta años han transcurrido desde que Carlos Vilanova se tomó en serio su paseo por la música. Tenía 23 el día que ingresó como vocalista a la orquesta “Melódica” de Luis Alonso Polío.
Esta era muy renombrada en esa época por ser la única que contaba con siete saxofones. Solían presentarse en los clubes, en las universidades y en los hoteles de la capital.
Su vida ha sido la música, y aun ahora a su edad no deja de componer.  
La oportunidad de viajar a Colombia y de ofrecer conciertos en los carnavales de Barranquilla lo llevaron a cambiarse a la orquesta “Barrientos”.   “Allí la gente, acostumbrada sólo a las cumbias, se deleitaba bailando otros géneros como salsa y tropical que eran los que nosotros llevábamos”, rememora.
Al volver de Colombia, Carlos Vilanova se pasó a la “Internacional Polío”, donde tuvo el placer de cantar, tocar el piano y presentarse en el hotel Terrazas de Nicaragua.
En Honduras fue contratado para formar, junto a los mejores músicos de Centroamérica, un conjunto estilo sonora.

Seis años en los cruceros

Una noche de 1970 el grupo “The Five Amigos” amenizaba una fiesta en un hotel capitalino. Allí llegó un señor que se fijó en sus talentos y les propuso trabajar en los barcos turísticos.
Durante seis años anduvieron de puerto en puerto; de Miami, Estados Unidos, a todas las islas del Caribe. A bordo del “Mardi Grass”, el “Free Port”, el “Atlas”, el “Bolero” y el “Bon Vivant” cantaron y tocaron hasta saciarse.
Visitaba a su familia en El Salvador cada seis meses. En medio de las aventuras que vivía en los cruceros, como el azote de los huracanes y el quedarse encallados por varios días al pie de islas deshabitadas, él sentía nostalgia por sus hijos y por su esposa.
“Hijo, no te vayas que te necesitamos demasiado aquí, además los niños están creciendo”, le dijo un día su esposa. A partir de entonces, Carlos Vilanova siguió luchando en su tierra y formó el grupo “Los internacionales de Carlos Vilanova”.

Reseña sobre su vida

Carlos Vilanova nació en la Avenida Independencia, en la capital, en 1931. A los ocho años ya tocaba la marimba, propiedad de su padre.
Se llama José Adalberto Vilanova, pero adoptó el nombre artístico de Carlos en honor a un padrino. Nadie, ni siquiera su familia, lo conoce con su verdadero nombre, sino sólo como Carlos.
En 1953 se graduó de contador. Al principio quería trabajar en un banco para darle gusto a su padre, pero comprendió que su vocación era la música.
Conoció a su esposa Mirta Alicia Flores en el programa de televisión “Buscando estrellas”, donde él tocaba el piano y ella había llegado a concursar en el canto. Procrearon siete hijos.
Se enorgullece de haber vivido de su arte. “Con suerte y capacidad sí se puede vivir de la música”, considera. 

 

Pensamientos

*Cuenta tus muchas bendiciones y pronto perderás la cuenta*
 
RocketTheme Joomla Templates